Qué no compramos

Qué no compramos

Deep chips on fairway wood

A pesar de que sea una madera de un modelo reciente, este palo tiene muchas picaduras profundas en la parte posterior de la cabeza. Además, los rasguños en la parte superior de la cabeza son un signo de que el palo no ha recibido ningún cuidado y que probablemente nunca se haya usado con una cubierta. Evidentemente, este palo no cumple con nuestros requisitos y lo devolvimos a su dueño.

Worn face on iron

Este hierro se ha usado tanto que la capa protectora de la cara de la cabeza se ha desprendido. Estas marcas son muy comunes en los palos que han tenido un gran uso, de hecho muchos de estos hierros son los favoritos de muchos usuarios para entrenar, ¡el hierro 6 o 7 pasa mucho tiempo en el campo! Si tiene estas marcas sólo en el wedge, puede vendernos el set completo de hierros 3-9.

Worn sole on wedge

Como en el hierro anterior, este wedge ha tenido un desgaste excesivo en la suela que ha provocado el deterioro del acabado de cromo.

Example of a poor re-shaft

En este híbrido, podemos ver unos cuantos rasguños y picaduras, pero hay algo más grave. Hay un gran vacío entre la férula y el cuello del palo, lo que indica que la cabeza se desprende de la varilla. Este palo está en unas condiciones pésimas y no lo compraríamos.

Example of a club with a broken furrule

Otro motivo por el que Golfbidder rechazara un palo son las férulas rotas. Como puede ver en la foto, la férula (el anillo de plástico negro en la junta de la cabeza y varilla) está agrietada y rota.

Es muy importante tener en cuenta las picaduras que pueden haber en un palo. Las picaduras pueden provocar corrosiones muy localizadas que pueden dar lugar a pequeños agujeros en el metal. En los palos de golf, las picaduras se producen en las varillas de acero cromado, donde la capa de protección ha sido atacada por la corrosión. Primero, aparecerán manchas de óxido en la varilla (algo muy fácil de evitar, basta con limpiar los palos después de usarlos). Las varillas que ya tengan picaduras, no se podrán reparar y se propagaran a otras zonas de la varilla, haciéndola muy frágil. Si en su palo de golf hay picaduras, entonces no lo podríamos comprar ya que no podremos garantizar su buen estado a futuros clientes.

Club with a worn graphite shaft

Un poco de desgaste en la pintura de las varillas de grafito es algo normal si ya tienen unos años, pero no podemos aceptar palos que tienen puntos de desgaste más grandes que un centímetro. Tampoco podemos aceptar palos en los que además de la capa de pintura, el grafito también este desgastado.

Example of a poor re-shaft

Aquí vemos otra varilla. Si observa la imagen con detenimiento, verá que es una varilla nueva que se ha acoplado mal. La férula parece demasiado pequeña y entonces la varilla ha quedado ensamblada en un ángulo cerrado.

Dented head

Aunque a simple vista no se vea, hay una abolladura en la corona de este driver. Las abolladuras son comunes a causa del contacto con los hierros, o por ponerlos sin funda en una bolsa o por las vibraciones cuando los llevamos en el maletero del coche. No aceptamos palos que tengan abolladuras o depresiones en la cabeza.

Dented sole

La abolladura de la suela de este driver Nike está mucho más clara. Este tipo de abolladuras no son a causa de un golpe con otros palos, lo más probable que el dueño se haya desfogado con el palo después de un mal tiro. De todas formas, no podemos comprar palos con cualquier tipo de abolladura.

Painted Crown

Se está poniendo de moda que muchos golfistas cubran con pintura las marcas de desgaste de la cabeza. Como se puede ver en la imagen, el dueño ha utilizado una cantidad excesiva de pintura blanca para cubrir las marcas, y la cara gotea. No podemos aceptar estos palos.

Poor coating

Si la cabeza tiene una capa, por favor tenga cuidado a que estén lisos antes de enviárnoslos. Como podéis verlo en esta foto, hay rizos en las cabezas forjadas. EN este caso, no aceptaremos los hierros.

Detalles de contacto

Address: Golfbidder, Unit E5, Barwell Business Park, Leatherhead Road, Chessington, Surrey, KT9 2NY

Teléfono: 900 997 141

Correo electrónico: clement@golfbidder.co.uk