Putters TaylorMade

No se puede hablar de los putters TaylorMade sin empezar por primero por el Spider Tour. En principio su lanzamiento con Jason Day sería solo una edición limitada, y hasta los más optimistas del equipo de I+D de TaylorMade no podrían haber imaginado lo que esperaba a los putters Spider Tour.

Esta versión no fue la primera que imaginaron en TaylorMade, y se lanzó primero en 2008 como un mallet muy estable dirigido al golfista que buscaba un putter con mucho perdón en el green. Las primeras versiones consistían como una opción dentro de la oferta general de putters, antes de evolucionar su propia gama con múltiples posibilidades.

Una de sus versiones más populares es el diseño de cuello inclinado ("slant"). Este diseño del hosel permitía una mayor fluidez del golpeo desde la punta, algo que se perdían con los modelos anteriores y quizás la razón por la que no tuvo mucho éxito en el tour. Este nuevo elemento que mejoraba el toque y la sensación sí que llamó la atención de los profesionales del Tour, y de repente estos modelos estaban presentes en las bolsas de los mejores del mundo.

Pero a pesar de las promesas de rendimiento y de tecnología, el momento crucial era la adopción del putter en el Tour. Nadie se sorprendió cuando los pros de TaylorMade lo incluyeron en sus bolsas, pero cuando lo hicieron aquellos golfistas no contratados (a los que TaylorMade no paga para utilizar sus productos) TaylorMade supo que ese era la situación soñada. Solo una semana después, el Spider Tour era el putter nº1 en el PGA Tour.

Para aprovechar este impulso, en 2019 TaylorMade lanzó el Spider X: un diseño más pequeño y compacto (como resultado del aporte de golfistas del Tour), que conserva las cifras de MOI y presenta una nueva ayuda de alineación de alto contraste y el hosel "slant". Uno de los primeros en utilizarlo fue Rory McIlroy, que consiguió la victoria en el The Players Championship en marzo y en el RBC Canadian Open en el PGA Tour. Dustin Johnson también cambió su Spider Tour negro al nuevo Spider X de acabado cobre y blanco, aunque otros son reacios a cambiar lo que ya funciona.

No pasa nada si piensa que este es el único putter que TaylorMade ha fabricado, pero este no es el caso. Además de la gama Spider, también esta la Tour Preferred Collection, con cabezas y acabados más tradicionales. Uno de los mallet medio en la gama (elArdmore 2) fue el utilizado por Justin Rose cuando ganó la FedEx Cup y se colocó en la cima del ranking mundial.

Sin embargo, hay un golfista que TaylorMade desea que utilice sus putters: Tiger Woods. Durante un breve período en 2018, Tiger utilizó un Ardmore 4, pero luego lo remplazó con su Scotty Cameron de confianza. Y esta fue la decisión correcta ya que esa temporada conseguiría el Tour Championship y luego el The Masters en 2019.

Antes de la explosión comercial del Spider Tour, TaylorMade fabricó muy buenos putters con la ayuda de KiaMa y algunas de estas tecnologías todavía están presentes en sus modelos actuales. Por lo que si busca un putter de calidad a un precio bajo, entonces debe tener en cuenta la gama Rossa KiaMa. Otra opción es la gama Ghost si necesita con la alineación, su acabado blanco de alto contraste puede ser de g

El putter Spider de TaylorMade se ha convertido en una leyenda, tras numerosas victorias en el PGA Tour y el European Tour, en las manos de Rory McIlroy, Dustin Johnson, y muchos más.


Buscar

Tenemos 93 Putters TaylorMade en stock.